TECNOLOGÍA

                    

   MICROBIANA

              propia

Tras 11 años de inversión en I+D, hemos conseguido recrear fielmente el hábitat natural de nuestros langostinos mediante un innovador sistema de acuicultura, único en el mundo, estable y sostenible.

La aplicación de nuestra tecnología microbiana de última generación, con agua salada artificial, permite la producción de langostinos frescos y limpios en instalaciones bajo techo y en cualquier localización sin hacer uso de sulfitos.

CONTROL TOTAL

SOBRE EL

ciclo de producción

Contar con un criadero propio es clave para el control de la calidad de las larvas, de los intervalos entre las cosechas y de los resultados de producción predecibles. Noray es la primera empresa de acuicultura del mundo que ha reproducido langostinos en agua salada 100% artificial.

Gracias a nuestro sistema super intensivo, los langostinos crecen desde la larva hasta un tamaño apto para el mercado en 100-120 días. Nuestro objetivo es reducir el tiempo de engorde y mejorar el control de la biomasa mediante medidas de optimización. El estricto cumplimiento de nuestros protocolos internos es clave para el control de las fases de incubación, vivero y crecimiento.

Con nuestro método de producción sostenible, hemos abordado con éxito los desafíos que nos plantea la industria convencional; multitud de enfermedades, el uso generalizado de sulfitos,  antibióticos y otros químicos así como otras prácticas criticadas.

En nuestras instalaciones bajo techo podemos garantizar un entorno estable independientemente de las condiciones climáticas que, por lo tanto, permitan producir y cosechar durante todo el año, apoyando así la economía local.

EL ÉXITO DE

                           NUESTRA

      tecnología

Hemos desarrollado un conjunto de protocolos para la alimentación y el control de parámetros que reproducen las mejores condiciones de vida y crecimiento de nuestros langostinos a lo largo de todo el ciclo productivo, mediante un sistema estable y sostenible de tecnología microbiana.

Por ello, Noray representa un avance importante frente a los cultivos tradicionales de cría en estanques y los sistemas RAS. Los sistemas de microbioma controlan la calidad del agua a través de un proceso de auto-nitrificación sin intercambio de agua. Los langostinos usan los microorganismos como una fuente adicional de alimentación que incrementa la productividad y reduce el ratio de conversión alimenticia. Nuestra producción bajo techo, el uso de agua salada artificial y la aplicación de estrictas medidas de bioseguridad minimizan el riesgo de enfermedades.

Además, nuestro sistema propio de protocolos permite el control de parámetros clave del agua como el oxígeno, la salinidad, el NH3, las bacterias y el nivel de flóculos. El resultado es una producción rentable de langostinos puros, frescos y libres de sulfitos.

Producto agregado a la lista de deseos
Product added to compare.

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.